Ya Espectáculos

Cine

Murió el actor Federico Luppi

El cine nacional llora a uno de sus intérpretes más prolíficos:Federico Luppi falleció hoy a las 6 de la mañana, a los 81 años, en la Fundación Favaloro, donde estaba internado desde hace varios días.

El 4 de abril, el actor había tenido un accidente doméstico en el que se golpeó la cabeza contra una mesa de luz. La consecuencia del impacto fue un coágulo por el cual debió ser internado e intervenido, tras lo cual se sometió a un proceso de rehabilitación neurológica en el centro médico F.L.E.N.I.. En los últimos días, Luppi debió ser internado nuevamente en el Hospital Fundación Favaloro.

Nacido el 23 de febrero de 1936 en Ramallo, Provincia de Buenos Aires, Federico Luppi se convirtió en uno de los actores argentinos que alcanzó prestigio nacional e internacional, sobre todo en España, donde se radicó en 2001 tras irse del país por la crisis económica. A lo largo de su carrera, además de ser parte de numerosos trabajos en la pantalla chica, Luppi participó en más de 70 películas y ganó 6 premios Cóndor de Plata como mejor actor, récord que ostenta por sus interpretaciones en Sol de otoño, Un lugar en el mundo, Plata dulce, Tiempo de revancha, El romance del Aniceto y la Francisca y Martín (Hache).

Por esta última película, en 1997, también se llevó el premio Concha de plata al mejor actor protagónico en el Festival Internacional de San Sebastián.

Luppi se crió en una modesta familia de ascendencia italiana y, como muchos otros actores de aquella época, pasó por diversos trabajos y oficios antes abrazar la actuación. Dejó su Ramallo natal con la intención de dedicarse al dibujo en La Plata, al mismo tiempo que trabajaba como corredor de seguros y como empleado en un banco.

Se matriculó en Bellas Artes y comenzó a estudiar escultura, pero abandonó todo para hacer teatro, su primer amor. El cine a su vida llegó recién a los 29 años, en 1965, a través de una participación en Pajarito Gómez, la película de Rodolfo Kuhn.

A partir de allí, construyó una extensa carrera que, prácticamente, no tuvo pausas.

Sus labores más destacadas llegaron de la mano del director Adolfo Aristarain, con quien trabajó en películas como Tiempo de revancha (1981), Un lugar en el mundo (1992) y Lugares comunes (2002), entre otras. Pero Luppi ganó reconocimiento internacional recién cuando fue contratado por el director Guillermo del Toro, quien llegó a popularizar su nombre en la película de ciencia ficción Cronos (1993). Más tarde, Del Toro y Luppi compartieron set en El espinazo del Diablo (2001) y en la multipremiada El laberinto del fauno (2006).

Otro director habitual de su trayectoria cinematográfica fue Fernando Ayala, quien lo dirigió en títulos como Triángulo de cuatro (1975) o Plata dulce (1982). A su vez, fue el protagonista de El romance del Aniceto y la Francisca (1966), una de las joyas del cine nacional, dirigida por Leonardo Favio. Además, tuvo destacadas participaciones en la emblemática película La Patagonia rebelde (1974) y No habrá más pena ni olvido (1983), ambas dirigidas por Héctor Olivera.

Luppi también trabajó como director. En el año 2005, debutó con la película Pasos, de producción española, en la que también actuó Fabián Vena.

En 2001, Luppi decidió radicarse en España, poco tiempo antes de que estallara la crisis política y económica en la Argentina que concluyó con la renuncia del entonces presidente Fernando de la Rúa. Ya establecido en el Viejo Continente, además de sus diversos trabajos en cine y televisión, volvió a hacer teatro, luego de diez años sin pisar las tablas, con la obra El guía del Hermitage(2008).

Murió el actor Federico Luppi a los 81 años

El actor estuvo casado entre los 23 y los 29 años, y de ese primer matrimonio tuvo dos hijos, Gustavo y Marcela. Luego, mantuvo una relación de diez años con la también actriz Haydeé Padilla. En el 2000, el actor tuvo un encuentro ocasional con la actriz uruguaya Brenda Accinelli y producto de esa relación nació su tercer hijo, Leandro, al que nunca conoció y tuvo problemas legales por no pasarle una pensión alimenticia. Desde el 2003 el actor volvió a apostar por el amor y se casó con la actriz española, Susana Hornos, quien estuvo a su lado hasta la fecha de su muerte.

A fines de marzo de este año, en lo que fue su última entrevista, Luppi había contado, en diálogo con Mauro Viale, que había sufrido algunos problemas de salud por tener retención de líquidos y también dificultades con el dinero, por lo que tuvo que volver a trabajar. “No me alcanza la guita para llegar a fin de mes”, había asegurado el actor. Así, por necesidad, hizo su última participación en teatro con Las últimas lunas, de Furio Bordon. Lo último que se vio de él en cine fue en Nieve negra, estrenada en enero.

Su última participación en un filme

Federico Luppi participó del rodaje de Necronomicón: el libro del infierno, una película dirigida Marcelo Schapces, y protagonizada por Diego Velázquez.

El filme evoca el universo de H.P. Lovecraft, uno de los grandes maestros de la literatura de terror, creador del denominado “horror cósmico”.Resultado de imagen para Necronomicón: el libro del infierno luppi

La filmación, que se había iniciado el 16 de marzo de este año en la Biblioteca Nacional, y que se extendió hasta fines de abril, tenía a Luppi como uno de sus coprotagonistas.

El intérprete ya había filmado todo lo que correspondía a su papel, según se ocuparon de informar desde la producción de la película, en el momento en el que sufrió el accidente doméstico que en aquel momento obligó a su internación.

Fuente: Clarín

Dejar un Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top