Ya Espectáculos

Bomba

¿Una argentina conquistó el corazón del jugador más lindo del Mundial?

El Mundial de Rusia 2018 será recordado por muchos como el gran fracaso del fútbol argentino en su conjunto. Y por muchas, como el escenario de una aparición rutilante, más desde lo estético que desde lo deportivo: la de un jugador de Islandia con pinta de galán de película y nombre y apellido difícil de pronunciar…

Porque si bien Rúrik Gíslason fue suplente en el equipo que empató contra Argentina en el debut (después jugó los 90 minutos en la derrota con Nigeria y ni pisó el césped en la caída con Croacia), desde entonces este muchacho de 1.84 de altura y 30 años juega como titular en el corazón de las argentinas.

No es la foto de un modelo, sino de un futbolista: Rúrik Gíslason

No es la foto de un modelo, sino de un futbolista: Rúrik Gíslason

Pero hay una de ellas en especial que consiguió lo que ninguna -o por lo menos eso parece-. Se llama Bárbara Córdoba. Nació en Godoy Cruz, Mendoza. Y como modelo y conductora desarrolla una carrera en Miami desde 2015, cuando dejó su puesto en la Casa de Gobierno provincial. Y es -claro- muy bonita: morocha, de curvas exuberantes.

La sensualidad de Bárbara Córdoba

La sensualidad de Bárbara Córdoba

Son esas mismas curvas que Bárbara lució en una piscina, y donde habría cautivado al bueno de Rúrik, quien pasa sus vacaciones en la ciudad norteamericana preferida de los argentinos. Así quedó registrado en una serie de fotos que la propia modelo compartió en su Instagram Stories.

“Como una telenovela”, describió Córdoba (en inglés) sobre esa charla improvisada en la pileta, con él sumergido hasta la cintura y ella sentada en el borde. “Encantada de conocerte, guapo”, escribió también, comparando a Gíslason con Thor, el dios del trueno y la fuerza en la mitología nórdica que, claro, tuvo su versión hollywoodense.

“Él es muy buena onda. Tenemos amigos en común, y ellos me lo presentaron -le contó Bárbara al periodista Tomás Dente, del programa Nosotros a la mañana-. Pasamos esa tarde en la piscina y después salimos en los días en que él estuvo por Miami. Es mi amigo. Es muy, muy educado. Y está fascinado con nuestro país: está sorprendido porque desde el Mundial sumó un millón de seguidores en su Instagram, y la mayoría son argentinas. Quiere conocer Argentina“.

En esa cuenta que hoy siguen tantas compatriotas, Rurik posteó la siguiente foto:

Pero en estas líneas, ¿a cuento de qué viene esa imagen? Que la fotógrafa fue Bárbara, justamente… Además, ya sube frases en castellano. “Buenas noches”, escribió sobre la foto en primer plano que abre esta crónica, con el torso descubierto y los pelos sobre sus hombros. ¿Esa instantánea también la tomó Córdoba? Hummm…

La mendocina concluye: “Entre nosotros se entabló una bonita amistad”. Sin embargo, pese a sus palabras, se desconoce hasta dónde prosperaron estos encuentros. Porque además, Gíslason ya regresó a Europa, mientras Bárbara se quedó en Estados Unidos.

Es más el propio islandés utilizó sus redes sociales para silenciar los rumores de romance:“Fake news” escribió en una Instagram Stories.

Dejar un Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top